Bienvenido a Trienfer
Posesión Magistradas TNEE PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Viernes, 27 de Junio de 2014 14:14

POSESIÓN MAGISTRADAS
TRIBUNAL NACIONAL ÉTICO DE ENFERMERÍA
PERIODO JUNIO 2014-JUNIO 2018
 

 

Última actualización el Viernes, 27 de Junio de 2014 14:40
 
Discurso PDF Imprimir E-mail
Escrito por Administrator   
Miércoles, 30 de Abril de 2014 19:36
TRIBUNAL NACIONAL ÉTICO DE ENFERMERÍA
VIII ENCUENTRO NACIONAL DE TRIBUNALES DE ÉTICA DE ENFERMERÍA

CONMEMORACIÓN DE LOS 10 AÑOS DE  LA LEY 911 DE 2004
POR: Ángela Lopera de Peña, Presidenta TNEE

Es para mí un gran honor estar presidiendo el acto de conmemoración de los 10 años de la Ley 911 de 2004, el código deontológico de la Enfermería,  en cuya construcción y aprobación, solo participé como tantas enfermeras de este país lo hicieron, en las reuniones de socialización en las que un punto importante de discusión lo recuerdo,  era si debería ser el código deontológico una ley, o sólo un acuerdo ético de  máximos entre el gremio. La convicción, la capacidad de argumentación, el empuje, el empeño y compromiso de   las enfermeras que fungían como magistradas del Tribunal Nacional Ético de Enfermería en ese momento y de la abogada,  lideradas por Nelly Garzón Alarcón, lograron el apoyo de prestantes congresistas  entre ellos del Doctor Germán Navas Talero y así la aprobación y sanción presidencial. 

¿Qué  aportes ha dado a  la Enfermería y a los colombianos la ley 911 de 2004?

Esta ley ha generado cambios en la profesión en Colombia ya que ha sido pilar de la autorregulación de la Enfermería, ha contribuido a mejorar la calidad del cuidado y además ha facilitado el desarrollo  de autonomía profesional. 
La ley 911 de 2004 es  garante de  los sujetos de cuidado de enfermería, en cuanto ven  tramitadas sus quejas y obtienen una respuesta.  Igualmente da garantía a los profesionales de enfermería  implicados en una queja  en cuanto permite que sean  investigados  en temas deontológicos disciplinarios solo por pares, mediante la aplicación de un proceso disciplinario establecido por ley,  que nació del gremio y para el gremio.

La ley 911 de 2004  además,  ha sido eje motivador  del estudio de la ética y la  deontología  a través de los debates que genera la socialización realizada por  los tribunales de ética tanto Nacional como  Regionales a lo largo y ancho del país.  Temas  tales como consentimiento informado, objeción de conciencia,  el  proceso deontológico disciplinario, las condiciones para el ejercicio de la profesión que expone, siembran importantes inquietudes  e impulsan el estudio y  la investigación.  

Sobre el consentimiento informado, por ejemplo,  se cuestionan las enfermeras si es necesario hacerlo  siempre con toda intervención  de cuidado de enfermería,  lo  que ha derivado que no pocas  instituciones estén trabajando para establecer protocolos para su cumplimiento. 

La objeción de conciencia,  es tema de discusión y preocupación,  porque siendo además un  derecho constitucional,  ha habido casos de maltrato laboral a las enfermeras cuando hacen objeción de conciencia; y en muchos otros casos no saben cómo hacerlo. 

Con relación al proceso deontológico disciplinario el TNEE, lidera a través de los Encuentros Nacionales de Tribunales de Ética que se realizan anualmente, la tarea de actualización de magistrados y abogados en contenidos y procedimientos, como también la retroalimentación  permanente  del proceso de  aplicación.  

Respecto a las condiciones para el ejercicio  de la profesión, el artículo 7° se refiere  a que el número de personas que  la  enfermera  puede cuidar, sin riesgo y cumpliendo los estándares de  calidad, tiene que tener en cuenta la complejidad de la  situación de cada una. Si bien en Colombia  no tenemos estudios que permitan establecer normativas respecto a cuál es el número de pacientes que puede cuidar con calidad una enfermera, es de alto riesgo para los usuarios y para que los profesionales de enfermería cometan errores, que se den situaciones como estas: 

• En un hospital de la red pública: 
En la UCI  adultos  1 enfermera es responsable por el cuidado de 8 pacientes;  en el servicio de neonatos (enfermos) 1 enfermera es responsable por 20 pacientes; en hospitalización de mediana complejidad: 1 enfermera es responsable por 25 pacientes.

• En una clínica  privada, la ratio (razón)  de enfermera/paciente  es la siguiente: 
En unidad de cuidado intensivo (UCI) 1 enfermera por 5 pacientes, Unidad de cuidados intermedios: 1 enfermera 8 por pacientes, unidad coronaria 1 enfermera por 10 pacientes. 

• En otro hospital de la red pública en el servicio de urgencia donde permanecen en promedio 80 pacientes, el número de enfermeras  por turno es de tres (3).

También hay buenos contrastes: Una Clínica privada de Bogotá en la  UCI, una enfermera y una auxiliar de enfermería son responsables del cuidado de 2 pacientes.
En otros  países, por ejemplo  Canadá, una enfermera en hospitalización tiene a cargo 12 pacientes. En Estados Unidos, el estado de California empezó a aplicar en el 2004  una legislación  que  establece coeficientes de pacientes por enfermera, así: servicio de medicoquirúigica; 1 a 6; cuidados antes del parto: 1 por 4; quirófanos: 1 a 1; Recuperación tras anestesia: 1 por 21
Una referencia de América Latina es el Hospital  Clínico de la Universidad Católica de Chile en donde un estudio para evaluar las cargas de trabajo2, determinó que  una enfermera podía cuidar en la unidad de terapia intensiva 3,8  pacientes y en los servicios generales  una enfermera podía cuidar 11, 5 pacientes.

En un estudio sobre Ratio enfermera paciente realizado en la Facultad de Enfermería Universidad Nacional3, en las conclusiones se  dice: “… lo cual también hace necesaria la realización de más investigaciones que evidencien la influencia de la razón enfermera-paciente  en la calidad de atención de los servicios de salud con el fin de gestionar una legislación que reglamente específicamente los coeficientes de razón enfermera-paciente en el país”. Me acojo a este planteamiento y por ello invito  a todos los profesionales  de Enfermaría presentes hoy acá a trabajar en este tema en cada institución, invito también a todas las Organizaciones de Enfermería: Consejo Técnico Nacional de Enfermería, Asociación Nacional de  Enfermeras de Colombia,  a la Asociación  Colombiana  de Facultades de Enfermería, a la Organización Colegial de Enfermería, y por supuesto comprometo al Tribunal Nacional Ético de Enfermería  a impulsar y asesorar toda iniciativa de estudios sobre ratio enfermera paciente,  y al Ministerio de Salud y Protección Social lo invito a asumir como suya esta responsabilidad y  a dar todo el apoyo necesario. 

Por último, quiero expresar  que  las enfermeras hemos considerado desde su nacimiento, a la ley 911 de 2004 como una gran herramienta de desarrollo  profesional  y por ello   damos  las gracias a todas las personas que participaron en la gran tarea de construcción, redacción, presentación, socialización y sanción presidencial de la ley 911 de 2004.

Buenas noches.  
______________________________________________________________________
1Coeficientes  de pacientes por enfermera. Tomado de la página del CIE http://www.icn.ch.matteres_rnptratiosp.htm
2M Angélica García, Luis Castillo F. Categorización de usuarios: una herramienta para evaluar las cargas de trabajo de enfermería. Rev. Méd. Chile v.128 n. 2. Santiago, febrero 2000
3Yuly Andrea Fernández  Pinzón, Carolina Vanegas, Jeimy Leonela Vargas. La razón (ratio) enfermera- paciente: relación con los resultados en los pacientes y esfuerzos por establecerlo por la ley En. http://www.bdigital.unal.edu.co

 

 
Última actualización el Lunes, 21 de Julio de 2014 14:44